Usme resiste y persiste en el día internacional por la paz, la noviolencia y el cese al fuego

Bogota toma Usme1 Usme resiste y persiste en el día internacional por la paz, la noviolencia y el cese al fuego

El pasado 2 de octubre se realizó en el puente de la dignidad en la localidad quinta de Usme, en Bogotá, un encuentro para conmemorar el día internacional por la paz, en el marco de la Semana por la Paz. Ese día se celebró la paz al son de la música urbana, el baile y las consignas, que manifestaron a los cuatro vientos el respeto por los derechos humanos y a la vida en el territorio. Convocaron la Iglesia Menonita, con acompañamiento de Justapaz y DiPaz.

Crónica pastoral

Por Anderson Torres, Dinamizador Territorial, Regional Bogotá Centro, DiPaz

Bogotá, Cundinamarca. El pasado 2 de octubre se realizó en el puente de la dignidad en la localidad quinta de Usme, en Bogotá, un encuentro para conmemorar el día internacional por la paz, en el marco de la Semana por la Paz. En este escenario barrial, que ha sido testigo de la resistencia popular de los jóvenes manifestantes, que reclaman condiciones dignas de vida (reclamos contenidos en las consignas y peticiones que caracterizó el paro nacional de 2021, eco del malestar social y las manifestaciones de los últimos años a lo largo del país), se celebró la paz al son de la música urbana.

Hubo baile, risas y muchas consignas que los jóvenes y asistentes manifestaron a los cuatro vientos, y en las que se contenía letras por el respeto por los derechos humanos y a la vida en el territorio. Convocaron la Iglesia Menonita, con acompañamiento de Justapaz y DiPaz.

Con ritmos de rap como banda sonora, muchos jóvenes se pararon en la plancha de una grúa, que sirvió de tarima este día. Se pararon ahí a recitar las letras de sus canciones, letras cercanas a la realidad del barrio, a sus bendiciones y a sus tragedias, intentando narrar la intensidad de la resistencia a la represión de la fuerza de la policía que les ha costado los ojos a varios de ellos y la semana anterior a esta actividad, la vida a uno de sus compañeros.

Bogota toma Usme Usme resiste y persiste en el día internacional por la paz, la noviolencia y el cese al fuego

Pan y paz no fue solamente un lema que corearon encima de la tarima, sino que se habló de justicia y paz al calor del chocolate con pan que se estaba compartiendo desde la olla comunitaria que se instaló a primera hora. Foto: Anderson Torres, Dinamizador Territorial, Regional Bogotá Centro, DiPaz.

No solo las letras de sus canciones bañadas de dolor y reclamo son dicientes de lo ocurrido allí, sino las constantes conversaciones y encuentros diversos que suscita un espacio como éste. Son tiempos difíciles, sin duda, para seguir invocando la paz, pero los muchachos de Usme se dieron cita en el Barrio Marichuela, en el puente de la dignidad, localidad quinta de Usme, en Bogotá, con el objetivo de manifestar su firme convicción de seguir apostándole a la defensa de los derechos humanos y a la vía pacifica para transformar la realidad social y política del territorio.  

En el mismo escenario se unieron a ellos la fundación para niños, Tiempo de Juego que compartió varias danzas dirigidas por algunos de los niños del territorio. La iglesia menonita, miembro del Diálogo Intereclesial por la Paz (Dipaz) que convocó la celebración del espacio, como día internacional por la paz, bajo el lema pan, paz y justicia, realizó ese 2 de octubre sobre esa grúa, un llamado a la convivencia por la vida, el cual varios muchachos respaldaron rapeando con la firmeza y la determinación de no resignarse y seguir luchando por cambiar situaciones intolerables.

Pan y paz no fue solamente un lema, sino que se habló de justicia y paz al calor del chocolate con pan que se estaba compartiendo desde la olla comunitaria que se instaló a primera hora.

Bogota toma Usme2 Usme resiste y persiste en el día internacional por la paz, la noviolencia y el cese al fuego

Jóvenes de la primera línea, iglesia Menonita de Usme, organizaciones de DDHH, Justapaz y otros aliados presentes en la toma cultural de Usme. Foto: Anderson Torres, Dinamizador Territorial, regional Centro, DiPaz

Hablaron del paro, del país, de las elecciones, de la paz, de las injusticias, de las violaciones de derechos humanos. En especial del abuso policial y el rechazo social al que todos debemos adherimos con vehemencia a los hechos concretos de abuso de la fuerza en los que varias personas han perdido partes de sus cuerpos y de sus capacidades vitales.

Como DiPaz celebramos estos espacios que ayudan a formar la opinión pública alrededor de la lucha y la resistencia, para generar una conciencia colectiva de seguimiento y denuncia a los atropellos que se cometen contra la libertad y los derechos humanos. Esto en especial y particularmente al interior de las comunidades y espacios de fe en el país, haciendo eco de la justicia que inspira a la gran diversidad de espiritualidades e iglesias.

Con un delicioso caldo de pollo con papas y verduras, se cerró la jornada, en la cual se expresó el apoyo a los jóvenes manifestantes, no solo de Usme sino de todo el país y se rechazó todo acto de violencia que ha afectado sus vidas, y recientemente arrebatado la de un compañero. “Es una estrategia de circulación local de artistas y procesos alternativos de memoria, resistencia y resiliencia desde las artes y la cultura”, señaló uno de los organizadores. Esperamos que estos espacios de transformación y libertad se sigan reproduciendo y acompañando desde el sector de fe en todo el país.

Tal vez te interese leer:

Ir arriba