“Reconciliación ecológica”: restituir lo que la guerra destruyó

Siembra de árboles

Con la siembra simbólica de 50 árboles los Jóvenes de las veredas de Tierra Grata y Manaure, Cesar, reiteraron su compromiso por seguir impulsando acciones que permitan afianzar relaciones entre estas comunidades basadas en el respeto a la diferencia y en promover la tolerancia, remarcando la importancia del cuidado al medio ambiente.

Valledupar, Cesar. Con la ayuda de la Plataforma juvenil de Manaure y los líderes del Consejo Político Local, DiPaz, Diálogo Intereclesial por la Paz, organizó el pasado 17 y 18 de noviembre de 2020 el Primer Encuentro Juvenil Por La Reconciliación y La Convivencia, denominado: La Reconciliación Ecológica, cuyo objetivo era generar un espacio para seguir avanzando en el reconocimiento mutuo, en el respeto por la diferencia y la tolerancia, impulsando acciones que permitan afianzar relaciones entre estas comunidades como la reforestación de las fuentes hídricas.

.

Este acto de reconciliación con la naturaleza, realizado el día 18 de noviembre y liderado por DiPaz Caribe, en favor de la construcción de la paz, luego de la firma de los acuerdos de La Habana, contó con el acompañamiento de la Alcaldía de Manaure; varios representantes de la mesa de víctimas de Manaure, la Unidad de Búsqueda de personas dadas por desaparecidas de la JEP; la Policía Nacional y el Ejército de Colombia, con quienes se sembraron los 50 árboles con mensajes políticos y de incidencia, que piden mayor atención para el cumplimiento del acuerdo de paz, el cese de la violencia,  la muerte violenta a los y las firmantes de la paz. 

tierra grata siembra arboles 1 “Reconciliación ecológica”: restituir lo que la guerra destruyó
Siembra de árboles del evento de «Reconciliación Ecológica» en la antigua ETCR de Tierra Grata, Cesar, entre DiPaz, habitantes de la región y Policía Nacional. Foto: DiPaz Caribe

En este primer encuentro juvenil, que se llevó a cabo entre cánticos alusivos a la reconciliación, Dipaz entregó a los líderes de las plataformas juveniles dos palomas hechas en madera. En retorno, ellos entregaron a Dipaz un cuadro hecho al óleo con los símbolos de Manaure, tierra conocida como el Balcón del Cesar. Igualmente, el líder Germán Gómez les dio la llama de la reconciliación; una antorcha que simboliza la entrega y el compromiso para seguir construyendo la paz en los territorios.

Esta experiencia se convertirá en un proceso piloto para que otras organizaciones eclesiales promuevan escenarios similares con estos actos de reconciliación.

Leer el informe completo:

Documento PDF | 27 páginas | 914KB

Ir arriba