II Vigilia Ecuménica Internacional por Colombia

Participantes a la segunda vigilia internacional por Colombia

El pasado 28 de julio de 2021 se realizó la II Vigilia Internacional de Oración y Solidaridad por Colombia, ante la difícil situación de violación de Derechos humanos que se ha presentado en el marco del Paro Nacional. Este espacio contó con el testimonio de personas de la ciudad de Cali, epicentro de las protestas, que han sufrido de primera mano estos atropellos. El encuentro fue organizado por DiPaz, la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de AL-AIPRAL, Red Qonakuy, ALC Noticias, Comunión Mundial de Iglesias Reformadas, Consejo Mundial de Iglesias, ACT Alianza, CREAS, Iglesia Presbiteriana de EUA, Red Crearte y FUMEC.

Por Carolina Toro

Bogotá. El pasado 28 de julio a las 2:00 p.m. se realizó, vía Facebook y YouTube, la II Vigilia Internacional por Colombia. La primera se llevó a cabo el pasado 12 de mayo, ante la difícil situación de violación de Derechos humanos que se presentó contra las marchas pacíficas convocadas por el Comité Nacional de Paro Nacional y otras organizaciones, que inició el 28 de abril y que hoy continúa con convocatorias de algunos sectores independientes.

En esta oportunidad el espacio, organizado por DiPaz, la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de AL-AIPRAL, Red Qonakuy, ALC Noticias, Comunión Mundial de Iglesias Reformadas, Consejo Mundial de Iglesias, ACT Alianza, CREAS, Iglesia Presbiteriana de EUA, Red Crearte y FUMEC, le dio la voz a los actores principales de este paro queriendo mostrar testimonios concretos de algunos de los habitantes de Cali, ciudad simbólica que ha liderado la resistencia y una propuesta nueva de construcción de paz y exigibilidad de derechos y justicia.

Milton Mejía, de la Corporación Universitaria Reformada de Barranquilla (CUR) y miembro de DiPaz, aseguró que “si bien es cierto disminuyeron las protestas sociales, la persecución y la violencia no ha cesado; hay lideres judicializados, jóvenes que estaban desaparecidos han aparecido muertos o en zonas difíciles de encontrar. Siguen sucediendo masacres en los lugares donde hay fuerte protestas y los grupos armados se disputan los territorios”.  

Después de una sentida oración y la lectura de un pasaje del libro de Los Hechos, que recuerda la importancia del testimonio, y de no callar aquello que Dios ponen en nuestros corazones; porque eso es precisamente lo que va a guiar esta vigilia: las voces de hermanos y hermanos; de mujeres y hombres qué desde la realidad local en Colombia cuentan su testimonio, pero también desde lugares diversos en donde la solidaridad va surgiendo se expresan sentires y realidades a favor de la paz y por el cese de la violencia.

También intervino el rector de la Unibautista, Pablo Moreno, quien ha participado en algunas instancias a través del apoyo dado a la cooperativa Ciudad Paz, un colectivo de firmantes del proceso de paz, que ha llegado a Cali con diferentes expectativas y propuestas. En el momento del Paro Nacional se ubicaron en la Loma de la Cruz, resignificada por las primeras líneas caleñas como la Loma de la dignidad y desde allí han venido trabajando.

II vigilia internacional Pablo 1 II Vigilia Ecuménica Internacional por Colombia
Intervención de Pablo Moreno, rector de la Unibautista. Foto: Carolina Toro. DiPaz

“(…) Hemos apoyado no solo la olla comunitaria, sino el proceso de la Asamblea Popular, que convirtió un CAI en biblioteca, iniciativa que ha recibido los aportes voluntarios de la comunidad para convertir ese sitio en un punto de encuentro de lectura poesía y reflexión”, aseguró Moreno.

Asimismo, señaló que se han impulsado dos campañas. La primera, se denomina Pazeando por la ciudad, usándola con z, para indicar el compromiso de la Asamblea Popular en respaldar a diferentes puntos de resistencia, e ir a los diferentes lugares en donde está ubicada la juventud de esta ciudad, que han sido la principal protagonista de la movilización social.

Y la segunda iniciativa es: Acuerdo por Cali, los diálogos improbables, que busca en medio de una ciudad dividida que se respete la vida de todas y todos los participantes de la movilización social. “Es importante aprender a reconocer que las ciudades no se definen a través de las etiquetas que la puedan caracterizar superficialmente, sino a partir de las realidades que viven sus habitantes, y eso es lo que queremos promover”, señaló Moreno.  

Otras voces

Isdalia Ortega, miembro de la Secretaría Técnica de DiPaz, contó el trabajo que se ha venido desarrollando. “Hemos tratado de visibilizar entre las iglesias comunicaciones más oportunas y objetivas de las que los medios presentan, que a veces son desvirtuadas. Hemos hechos esfuerzos por mantener el carácter conciliador y cálido, característica de las personas de esta zona a pesar de la adversidad, por medio del diálogo, la oración, las vigilias, los encuentros, los seminarios, etc.”.

Igualmente reconoció que, aunque la apuesta mayor la han hecho los jóvenes ellos siempre han estado acompañados por las mujeres madres, compañeras, hermanas y vecinas. “(…) Ellas han ido proveyendo recursos para las ollas comunitarias, que han sido una oportunidad para cultivar la comunidad, cultivar la solidaridad, para cultivar el arte en estos espacios y en los momentos que hemos acompañado como iglesias liturgias significativas para apoyar esta resistencia”.

Por su parte, Harold Segura, de World Vision Costa Rica, se une a las voces de respaldo y asegura que una vigilia ecuménica como esta se solidariza con el dolor que se está viviendo en Colombia, y recuerda que es importante no olvidar que ni el dolor, ni el mal son los que tienen la última palabra. “Desde la fe creemos que en medio de estas circunstancias sale la luz de la esperanza, no nos dejamos vencer, por lo que está pasando, vemos a través de la luz del horizonte, que es de justicia, de paz y de dignidad (…) primera de Pedro, capitulo 3, versículo 15: Más bien glorificar a Cristo el señor en nuestros corazones, dispuesto siempre para dar explicación a todo el que nos pida una razón para nuestra esperanza”.

II vigilia internacional cancion II Vigilia Ecuménica Internacional por Colombia
Canción: Vendrán la paz y la libertad de Ximena Ulloa Montemayor (México). Encuentro de la Red Crearte, 2019, Ciudad de México. Foto: Carolina Toro. DiPaz

Y con una canción muy oportuna para este momento que vive Colombia titulada Vendrán la paz y la libertad, de Ximena Ulloa Montemayor, continúan los testimonios y las voces amigas de apoyo y solidaridad. Oímos a Luz Marina y Carlos Cardona, desde la Iglesia Colombiana Metodista, quienes tuvieron que desplazarse por amenazas a su integridad física desde el pasado 28 de mayo.

Luego escuchamos el inspirador relato de Laura Guerrero, mamá de Nicolás Guerrero, joven asesinado en medio de una manifestación en el sector de la 14 de Calima, en Cali, uno de los puntos más críticos de confrontaciones entre la Fuerza Pública y los manifestantes, el pasado 3 de mayo. “Él estaba en una velatón y le dispararon. A partir de allí, empieza mi andar en la calle buscando información para tratar de recabar pruebas porque dijeron que él estaba vandalizando el D1, y es triste que victimicen a las víctimas”, dijo.

“Hemos generado un vínculo con los muchachos de la primera línea, ayudando y acompañando. Yo soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y en este momento gozo de una paz, que puede parecer extraña, pero que me da la convicción y la esperanza de que volveré a ver a mi hijo. Y yo ayudo a otras madres para que estén firmes y fuertes; y continúo con el legado que quería dejar mi hijo que es: más arte y más cultura para los jóvenes en Cali, por eso existe la Fundación Nicolás Guerrero porque yo no quiero sentarme a llorar, sino hacer cosas y ayudar a otros”, señaló. 

Para finalizar se realizó una oración comunitaria titulada Dios de la Memoria Eterna que fue leída a varias voces entre los participantes. Luego el pastor argentino Leonardo Félix leyó unas palabras y dejó abierta la reflexión: “El acecho de estar solas y solos. La muerte y la represión programada, cuando la misma se pergeña desde el Estado, genera inevitablemente desamparo y terror”. El encuentro se cerró con la canción: La mano de Dios de Patrick Prescod.

La vigilia puede ser vista en el siguiente enlace:

Tal vez le interese leer:

Vigilia Internacional de Oración y Solidaridad por Colombia

2º Vigilia Ecuménica: testimonios de resistencia y construcción de paz en Cali

Ir arriba