Festival de Selva Adentro, construyendo nuevas realidades

Choco festival velas Festival de Selva Adentro, construyendo nuevas realidades

Desde el 2017 se realiza cada año en la antigua ETCR de Silver Vidal Mora en el municipio Carmen del Darien, vereda Brisas, Chocó, el Festival de Artes Escénicas de Selva Adentro, un evento que busca a través de la cultura generar nuevas rutas de reconciliación utilizando el arte como método de integración. Para la población significó una oportunidad para seguir estrechando vínculos, y para los más pequeños un acercamiento a bienes culturales a los que normalmente no tienen acceso. DiPaz acompañó este espacio.

Por Carolina Toro, DiPaz

Apartado, Antioquia. Durante cuatro días (del 6 al 10 de octubre) se realizó en el antiguo Espacio de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Silver Vidal Mora, en el municipio Carmen del Darien, vereda Brisas, Chocó, el Festival de Artes Escénicas Selva Adentro. Allí se dieron cita no solo colectivos de danza, teatro y arte de diferentes partes del país; sino agrupaciones de las comunidades vecinas que continúan apostándole a la construcción de comunidad. 

Choco festival taller Festival de Selva Adentro, construyendo nuevas realidades

Participantes de los talleres de la Escuela de Arte y Paz dentro de la antigua ETCR Silver Vidal Mora, Municipio del Carmen del Darien, Vereda Brisas, Chocó. Foto. Carolina Toro, DiPaz.

Este espacio permitió que por cuatro días los pobladores de las comunidades aledañas como Camelia, Brisas, Belén de Bajirá, Riosucio y Murindó tuvieran acceso a talleres de manejo del cuerpo, de gestión cultural, de agroecología; y en la noche pudieran disfrutar de obras de teatro en donde se fusionó el canto, la música, la narración, la danza y diversas manifestaciones culturales no solo de Colombia, sino también de otros lugares del mundo.

En esta oportunidad se contó con la participación de España, Inglaterra y Guinea Ecuatorial.  Una de las obras más destacadas fue El Percusionista, del artista Gorsy Edu, nacido en Guinea Ecuatorial, que muestra la riqueza y diversidad de la cultura guineoecuatoriana. El público la ovacionó ampliamente por su magistral mezcla de narración e interpretación de instrumentos musicales. Con esta obra el artista ha recorrido varios países de África y América Latina.

Choco festival gorsy Festival de Selva Adentro, construyendo nuevas realidades

Si la vida es como la música, llena de ritmos, el mundo entero es una gran orquesta en la que cada ser humano es un instrumento musical (…) Cuando toques, hazlo desde el corazón”, Gorsy Edu. Foto: Carolina Toro, DiPaz

Rasgos significativos

En esta quinta versión del Festival, los firmantes de paz tuvieron la oportunidad de continuar integrándose con las comunidades aledañas y entre ellos mismos utilizando el arte como herramienta de transformación. Para los más pequeños significó un acercamiento a bienes culturales a los que normalmente no tienen acceso.

Este es también un buen espacio para realizar un intercambio entre los niños y niñas del ETCR y los niños y niñas de las comunidades aledañas. De esta manera se reconoce y se valoran las visiones que ellos tienen de su territorio, de la guerra y como desde ahí pueden construir una cultura de paz.

Es de resaltar que el festival contó con la participación de muchos jóvenes, algo muy importante porque motiva nuevos liderazgos, nuevas ciudadanías rurales participativas con el entorno y va sembrando la semilla de la transformación y rompiendo el estigma. Ellos son actores claves del cambio y serán ellos quienes en unos años deberán enfrentar los retos dentro de la comunidad velando por la diversidad del Uraba Chocuano y la cuenca del río Curvaradó.

Los firmantes de paz tienen una participación muy activa. No solo porque gozan de los talleres que se realizan a través de las Escuelas de Arte y Paz; sino también porque ayudan a la organización del Festival. Unos, se encargan de la comida de los asistentes, de los artistas y del equipo de trabajo. Otros, están encargados de la acomodación.

Ellos mismos afirman que este tipo de espacios abren el camino para que los conozcan, para que puedan contar sus miedos, el abandono que han sufrido, la realidad que muchas veces los atropella. De esta manera puedan mostrar su compromiso real por conseguir un país en paz, pero una paz que traspase un papel, que se pueda sentir, palpar. Una Colombia en donde ellos se sientan incluidos.

Participación de grupos locales

Pese a las dificultades que ha implicado el proceso de paz, ha sido largo, complicado, y de difícil implementación, pero es un proceso con la gente, que surge de ellos, que busca espacios para escucharse y entenderse entre ellos mismos; de ahí que uno de los eventos más esperados dentro del festival sea la presentación de los grupos locales como Polifonía o de otras poblaciones como Murindó.

“Yo vengo porque soy hija de una excombatiente y me sorprende la calidad de las obras y que se generen estos espacios que permiten la creatividad y la imaginación”, señaló Gladys, una de las asistentes, quien agregó: “esto es muy bueno, nos hemos integrado muy bien”.

“Yo vine a conocer a mi papá que es reincorporado, con mi esposo y mis tres hijos, y estoy muy feliz.  Muy sorprendida con la organización, con la gente, con las obras. Mis hijos están fascinados con todos los equipos y la amabilidad de la gente. Me llevo una buena impresión”, señaló Elvira, una espectadora.

Danza a son de tambores de las comunidades aledañas que se realizó dentro del Festival Selva Adentro, espacio para el arte y la cultura en el antiguo Espacio de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Silver Vidal Mora, en el municipio Carmen del Darien, Vereda Brisas. Foto: Carolina Toro., Dipaz.

“A través del cuerpo se puede decir lo que no se puede al hablar”, indicó Javier, uno de los asistentes al taller de Gorsy Edu, sobre manejo corporal. “Las obras hablan de la gente que transita por el río Atrato, o cuenta cómo fueron llevados sus hijos y las mamás preocupadas sin saber que hacer (…) Contamos nuestra realidad”.

Breve historia del Festival Selva Adentro

Red Cepela, Bailes Afroantillanos, El Teatro Matacandelas, lo Cooperativa Confiar y la Universidad Autónoma Latinoamericana, entre otros colaboradores, han sido los encargados de darle forma y vida a este admirable Festival de Artes Escénicas de Selva Adentro. 

El Festival nació después de que, en septiembre de 2016 surgiera “Territorios en transformación: Reflexiones desde el cuerpo al lugar que habitamos”. Este fue un proceso itinerante con la puesta en escena de la obra La casa grande y con talleres de danza y agroecología en tres municipios del Chocó ubicados a orillas del río Atrato. Gracias a este recorrido, que llevó una reflexión política e histórica sobre el territorio, teniendo el teatro como activador de diálogos, se vio la necesidad de hacer el Festival Selva Adentro.

El componente artístico del Festival es complementado por Escuelas de Arte y Paz, otra iniciativa que nació paralela a la planeación del Festival. Con esta se busca la interlocución entre investigadores, educadores, periodistas y emprendedores en el marco del Festival Selva Adentro. (Tomado de la página de Selva Adentro)

Ir arriba