Encuentro de dignificación entre víctimas y responsables en Palestina, Huila

Cartel del encuentro

La Comisión de la Verdad lideró en la zona rural de Palestina, Huila, un acto de dignificación de las víctimas de desaparición forzada y asesinato, en el cual los responsables reconocieron los impactos y afectaciones colectivas de su accionar en territorio. La Iglesia Evangélica Luterana de Colombia, miembro del Diálogo Intereclesial por la Paz, DiPaz, estuvo presente.

Por: Carolina Toro, DiPaz

Palestina, huila. El pasado 14 y 15 de agostose realizó, en la vereda Montañitas, del municipio de Palestina, Huila, el acto de dignificación y reconocimiento de las víctimas de desaparición forzada y asesinato liderado por la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad (CEV), en el cual participaron más de 50 familiares de las víctimas de hechos ocurridos entre 1984 y 1998, y algunos miembros de DiPaz como la  Iglesia Evangélica Luterana de Colombia (IELCO), así como la ONU, la Unión Europea, la Agencia para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, gobierno local y departamental, organizaciones sociales y la Misión Evangélica Luterana de Finlandia, entre otras.

Este encuentro por la verdad titulado ‘El valor de la verdad en la búsqueda de los desaparecidos en Palestina, Huila’, es la culminación del proceso que la CEV viene desarrollando en territorio desde diciembre del 2019 para la construcción de convivencia entre víctimas y responsables. “El trabajo constante y sostenido por décadas de la comunidad en Palestina es, en gran medida, lo que permite la realización de este acto de dignificación y reconciliación. El espacio propiciado por la CEV es sólo un punto en el largo caminar que las comunidades han recorrido para llegar aquí. Sin embargo, no es punto de llegada sino visibilización de lo que se ha estado construyendo y fortaleza para lo que falta por transitar”. aseguró Atahualpa Hernández, Obispo – Presidente de la IELCO.

El acto contó con dos jornadas. La primera, estuvo dedicada a la convivencia y la no repetición, en donde se realizó una peregrinación por algunas de las veredas a donde pertenecían las víctimas. “(…) Fuimos recibidos con desbordante hospitalidad por los familiares, escuchamos sus relatos de lo sucedido y participamos de sus reflexiones en torno a los desafíos que aún persisten para la construcción de paz en nuestro país”, señaló Hernández. 

La segunda jornada fue al acto de reconocimiento público que contó con una nutrida participación y emotivos momentos de reconocimiento y reconciliación. “Quiero resaltar la incansable labor de Conpazcol (Comunidad Construyendo Paz) cuyos esfuerzos por varios años en la región y trabajo continuo con los familiares de las víctimas permitió avanzar en el esclarecimiento de la verdad y los procesos sanadores de la memoria”, concluyó el Obispo – Presidente de la IELCO.

Según la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad “El objetivo de este encuentro es que los responsables expongan y reconozcan los impactos y afectaciones colectivas de su accionar. De igual manera, el encuentro aportará a la resignificación del pasado y el presente como una manera de restaurar los tejidos sociales y buscará alternativas locales y regionales para la no repetición de las violencias y la construcción de convivencia”.

El acto de reconocimiento público se realizó en alianza con la Zona de Biodiversidad la Esperanza, Comunidad Construyendo Paz (Conpazcol), la alcaldía de Palestina y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD). El acto se transmitió a través del canal de YouTube y Facebook Live de la CEV.

Datos importantes

Palestina ha sido el epicentro durante muchas décadas de diversos enfrentamientos entre el ejército y la extinta guerrilla de la FARC-EP, así como con el ELN. Ha estado marcada por la violencia y ha visto transitar a varios grupos guerrilleros como el EPL, el M-19 y el Movimiento Armado Quintín Lame (MAQL). Los índices de desaparición forzada y de reclutamiento de jóvenes fueron muy altos en los últimos 20 años de conflicto armado, conflicto que también provocó desplazamientos forzados y despojos de tierra.

Según cifras de la Unidad de Víctimas, hay 2.306 víctimas del conflicto armado en este municipio. Los hechos más declarados son: el desplazamiento forzado con 2.031 casos, 337 homicidios, 118 víctimas de amenazas y 39 casos de desaparición forzada. Aun así, en un informe entregado a la Comisión, la asociación Conpazcol (Comunidad Construyendo Paz) y las comunidades de la Zona de Biodiversidad la Esperanza de Palestina han documentado cerca de 100 nuevos casos, entre desapariciones, asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, torturas, masacres y detenciones ocurridas entre 1982 y 2007. (Datos tomados de la CEV).

“El dolor ha sido profundo y prolongado, pero en nuestros corazones no hay odio”

Ir arriba