En Pondores, Mujeres Empoderadas Construyen Paz y Reconciliación

Pondores Mujeres En Pondores, Mujeres Empoderadas Construyen Paz y Reconciliación

Hoy se nota en la floresta
Un ambiente de alegría

y el rumor de la ranchería
Es más dulce y sabe a fiesta
¡Claro! si es que está en Fonseca
el pueblo y san Agustín

conmemorando el festín
de esta tierra de cantores

en donde los acordeones
saben llorar y reír.

– Carlos Huertas

Empezar este escrito recurriendo a estas hermosas letras del maestro Carlos Huertas es entonar en el acierto de reivindicación de la labor de las firmantes de paz que habitan la vereda Pondores, cuya jurisdicción pertenece precisamente al pueblo de Fonseca en la Guajira.

Por Elina Vargas, Dinamizadora Territorial de la Regional Caribe, DiPaz.

Barranquilla, Atlántico: Hablar del trabajo de Marinelly Hernández, Luz Marina Velásquez, Gina Lambraño, Betsabé Molero, Maria Rosalba García, Malvys Sierra, Luz Delfa Díaz es, también, cantarle a la vida, reconocer que los frutos de la paz generan prosperidad y bienestar ante la tragedia que significó el conflicto social y armado que desangró por décadas nuestro país.

Pondores es uno de los más de 20 antiguos ETCR, que se encuentran dispersos en todo Colombia, y fue el lugar escogido para que más de 200 excombatientes de las antiguas FARC-EP realizaran el proceso de dejación de armas en 2016. Esta vereda ha sido el escenario de la construcción de varios procesos como las rutas de paz; la ciudadela de paz “Bertulfo Álvarez” -proyecto que pretende construir 200 viviendas para las familias del territorio-; el proyecto “Dama verde” -cultivo de plantas aromáticas; el taller de confecciones; entre otras iniciativas de ganadería y avicultura, que a su vez son procesos que cuentan con el protagonismo indiscutido de las mujeres de esta comunidad.

Mujeres En Pondores, Mujeres Empoderadas Construyen Paz y Reconciliación

Mujeres del antiguo ETCR de Pondores. Foto: Elina Vargas, Dinamizadora Territorial de la Regional Caribe, DiPaz.

La motivación es elemento esencial en el quehacer diario de estas compañeras que han sabido empoderarse de cada espacio político, social, cultural y organizacional, en los que han venido participando acertadamente reflejando en cada uno de ellos su espíritu emprendedor, su inmensa solidaridad y su mística maravillosa para el trabajo colectivo.

El enorme desafío de estas mujeres es el de construir verdaderos espacios de transformación territorial, el cual ha sido un reto que han llevado destacadamente al punto de ser un referente importante dentro las organizaciones que hacen vida en la región, como lo ratifica Katherine Carvajal, líderesa, “somos mujeres luchadoras que no damos por fracasado el acuerdo que hemos firmado, sino que nos sentimos fortalecidas para llevar a cabo nuestros objetivos de desarrollo de nuestro territorio y en especial con los colectivos de las mujeres”

A pesar de estos avances significativos, los incumplimientos y el poco apoyo institucional han sido la cara más visible que el gobierno ha mostrado y que ponen en entredicho su verdadera voluntad política, para alcanzar las metas asumidas en los acuerdos de La Habana. En relación a esto y muy especialmente, las mujeres firmantes de paz de Pondores han sufrido en carne propia el sabotaje a manos de las F.F.M.M., quienes hace pocos días intervinieron dentro de las instalaciones de la Casa de la Memoria y del proyecto Dama Verde, dañando y estropeando elementos de la misma, acción que ha sido rechazada por organizaciones nacionales y extranjeras amigas de este proceso.  En ese sentido Gina Lambraño, lideresa en el A-ETCR Pondores, señala: “Nos encontrábamos en Fonseca, Guajira, en una reunión de construcción de agenda de paz territorial cuando fuimos informadas del atropello que hizo el Gaula del Ejército Nacional en nuestra iniciativa productiva “Dama Verde” atentando contra la economía de nuestras familias y contra nuestra propia seguridad”.

Biblioteca En Pondores, Mujeres Empoderadas Construyen Paz y Reconciliación

Biblioteca del antiguo ETCR de Pondores. Foto: Elina Vargas, Dinamizadora Territorial de la Regional Caribe, DiPaz.

Sin embargo, esto no las amilana, por el contrario, decididamente han continuado liderando y fomentando procesos, consolidando iniciativas, fortaleciendo estrategias, incentivando la participación; sobre todo han mostrado valentía para afrontar las adversidades y no caer en la desmoralización ni en desistimientos que invitan a la claudicación.

Los lamentos no tienen cabida para aquellos y aquellas que no vacilan por alcanzar un objetivo, y más cuando ese objetivo es el mas loable de todos y todas… alcanzar la paz, estimulando la sana convivencia a través de acciones de reconciliación, acciones que son el corazón de las mujeres de Pondores que proactivamente brindan y alimentan la esperanza de un pueblo que esperamos deje atrás el sufrimiento y que mira con júbilo lo que traerá un nuevo tiempo.

Los que siembran con lágrimas,
cosecharán con gritos de alegría.
Aunque lloren mientras llevan el saco de semilla,
volverán cantando de alegría,
con manojos de trigo entre los brazos.

Salmo 126: 5-7 DHH

Ir arriba