DiPaz exige parar las masacres y dar mayor celeridad en la implementación del Acuerdo Final de Paz

pronuciamiento dipqaz informe acnudh DiPaz exige parar las masacres y dar mayor celeridad en la implementación del Acuerdo Final de Paz

Desde el Diálogo Intereclesial por la Paz, DiPaz, vemos con preocupación el informe anual que la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en Colombia presentó este jueves 25 de febrero en Ginebra, Suiza, y en cual se revela que en Colombia se registraron 76 masacres, en el 2020, la cifra más alta de masacres conocida desde 2014. Esto implica la muerte de 292 personas, incluyendo 23 mujeres, 6 niñas, 18 niños, 7 indígenas y 10 afrodescendientes. Otros 5 casos continúan siendo documentados.

Exigimos una acción gubernamental urgente que permita parar las masacres que tanto dolor le causan a Colombia y pedimos celeridad para la implementación del Acuerdo Final de Paz, con principal atención a los departamentos más afectados: Antioquia, Cauca, Nariño, Chocó, Putumayo, Valle del Cauca y Norte de Santander. Asimismo, reiteramos nuestro apoyo a la tarea de verificación que la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos realiza en Colombia.

Expresamos nuestro profundo dolor y rechazo por los hechos de violencia y su incremento, no solo como seguidoras y seguidores de Jesús y fieles creyentes del Evangelio, sino como colombianos que somos. Según el informe este espiral de violencia ha causado, además, 94 eventos de desplazamiento masivo que afectaron a 25.366 personas; el asesinato de 73 antiguos integrantes de las FARC-EP, para un total de 248 homicidios de este tipo desde la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016. 

Reconocemos que la labor en la defensa y afirmación de los derechos humanos en Colombia sigue siendo estigmatizada y de alto riesgo y, en esa medida, exhortamos a continuarla como acción indispensable en la construcción de una paz estable y duradera. Rechazamos los 133 casos de homicidios de personas defensoras de derechos humanos, que presentó el informe, de los cuales solo se pudieron verificar 90 de ellos y otros 25 aún no. De los casos documentados, en el 9 por ciento las víctimas fueron mujeres, el 21 por ciento indígenas y el 4 por ciento afrodescendientes. Además, también se registraron 795 amenazas y agresiones contra los líderes principalmente en Bogotá y Cauca.

Igualmente nos preocupa, tal y como se presentó en el informe, la falta de avance en la adopción de una política pública y criminal en materia de desmantelamiento de las organizaciones criminales, incluyendo aquellas que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo. Por ello, pedimos con urgencia que esa política sea adoptada cuanto antes para el beneficio de la población colombiana. 

También pedimos un seguimiento a los casos de violaciones de derechos humanos en donde los presuntos responsables son miembros de la Fuerza Pública para que no queden en la impunidad. Según el informe se trata de 42 casos en los que 73 personas fueron asesinadas. De esos, la Policía está implicada en 30 casos que dejaron 37 víctimas y el Ejército en 11 casos, con 13 víctimas.  

Como DiPaz pedimos que se trabaje conjuntamente en la verificación del cumplimiento de las sanciones de la Jurisdicción Especial de Paz y el seguimiento de la aplicación del enfoque de género y diferencial del Acuerdo Final de Paz. Asimismo, solicitamos impulsar y verificar la Resolución 2532 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para un cese al fuego como una necesidad ética que asegure el proceso de paz suscrito y brinde alivios humanitarios a las comunidades.

Por último, hacemos un llamado urgente para apoyar los pactos humanitarios y el acuerdo global humanitario, impulsado desde las regiones en la búsqueda de salidas políticas y humanitarias, para contribuir a aliviar la crisis de violencia que viven las diversas poblaciones.

Mayor información:

Comité Ejecutivo DiPaz[1]

  • Obispo Atahualpa Hernández, Delegado Regional Antioquia
  • Pedro Acosta, Delegado Regional Caribe
  • Pastor Jeferson Rodríguez, Delegado Regional Centro
  • Pastora Isdalia Ortega, Delegada Regional Suroccidente
  • Martín Nantes, Director de Justapaz
  • Gloria Orcué, Delegada de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Comunicaciones DiPaz, Cel. 315 311 7696   .   www.dipazcolombia.org


[1] Integrantes de DiPaz: Asociación Cristiana Menonita para Justicia Paz y Acción Noviolenta –  Justapaz. Asociación Paz y Esperanza Colombia. Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio, CREAS. Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. Concilio Asambleas de Dios. Confraternidad Carcelaria de Colombia. Corporación para el Desarrollo Social Comunitario – CORSOC. Corporación Universitaria Reformada de Barranquilla – CUR. Fundación Educación para la Paz y Resolución de los Conflictos – EDUPAZFundación Universitaria Bautista de Colombia – FUB. Iglesia Colombiana Metodista. Iglesia Luterana de Colombia. Iglesia Presbiteriana de Colombia. Movimiento Estudiantil Cristiano de Colombia – MEC. World Vision Colombia.

Ir arriba