Corrupción en Colombia, un mal peor que el Coronavirus

corrupcion1 Corrupción en Colombia, un mal peor que el Coronavirus

 Reflexiones desde DIPAZ en tiempos de pandemia

Bogotá, 3 de noviembre de 2020.- A comienzos del año 2020, un índice publicado en la página web de la revista U.S. News, ubicó a Colombia como el país más corrupto del mundo, según un ranking de percepción[1]. El estudio realizado por el portal estadounidense, se dio a conocer después de las manifestaciones registradas en el país a finales del año 2019 por cuenta del paro nacional, que surgió a raíz del descontento de varios sectores de la sociedad con el Gobierno Nacional y el presidente de la República, Iván Duque. Y no es para menos, de acuerdo a un informe de la Contraloría General de la Nación, publicado en el año 2018, los hechos de corrupción generan pérdidas a la nación por 50 billones de pesos anuales[2]. Sin duda, un mal peor que el Coronavirus.

Para combatir ese mal llamado corrupción, los órganos de control deben ejercer su autoridad, velar por lo público, y preservar la armonía de la balanza entre pesos y contrapesos, necesarios para una democracia. Sin embargo, en Colombia el presidente de la República, Iván Duque, interfiere en la investigación contra el expresidente, Álvaro Uribe Vélez, en medio de una situación que para el senador Iván Cepeda, contraparte del proceso, altera el equilibrio de poderes y “amenaza la independencia judicial”[3].

Para combatir ese mal llamado corrupción, los órganos de control deben ejercer su autoridad, velar por lo público, y preservar la armonía de la balanza entre pesos y contrapesos, necesarios para una democracia. Sin embargo, en Colombia el presidente de la República, Iván Duque, interfiere en la investigación contra el expresidente, Álvaro Uribe Vélez…

De igual manera, con la elección de Margarita Cabello como Procuradora General de la Nación, en medio de una reunión a la que fueron invitados el nuevo Defensor del Pueblo, Carlos Camargo; el Contralor, Carlos Felipe Córdoba y el registrador, Alexander Vega; se evidenció que al mando de los entes de control fueron nombrados los más cercanos colaboradores del actual jefe de Estado o los hijos de ese sector político que siempre ha mostrado su oposición con el Acuerdo de Paz[4]. En época de pandemia, innumerables son las investigaciones por corrupción que aguardan en los órganos de control, no obstante, estos nuevos nombramientos determinarán la prioridad o puesta en cuarentena de los diferentes procesos[5].

Un ejemplo para entender porque Colombia se percibe como el país más corrupto del mundo, es el caso de Hidroituango.

La mega obra a la fecha no ha producido ni 1 kilovatio de energía, pero si ha generado un detrimento de $4 billones de pesos discriminados en: $2 billones, 971.400 millones de pesos, por las malas inversiones realizadas que no fueron justificadas y causaron una pérdida del valor del proyecto, y $1 billón, 104.200 millones de pesos, por concepto de los recursos no percibidos por el Estado debido a la no entrada en operación de la hidroeléctrica en las fechas estipuladas[6].

Dentro de la investigación se han identificado 34 presuntos responsables por los daños generados por fallas en la planeación y ejecución de la represa. Entre los llamados al proceso, se encuentran los exgobernadores de Antioquia, Luis Alfredo Ramos y Sergio Fajardo, quienes en su calidad de mandatarios del departamento, hicieron parte de la junta directiva del proyecto; el gobernador electo Aníbal Gaviria como alcalde de Medellín en su momento; el exgerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), Juan Esteban Calle, junto al exgerente del grupo EPM, Jorge Alberto Londoño de la Cuesta; y varios miembros de la junta directiva[7].

En el año 2019, la Contraloría General de la República anunció que las mayores inversiones no fueron justificadas, y “obedecieron a la necesidad de atender situaciones que se presentaron como consecuencia de graves problemas de planeación y en la ejecución del proyecto, atribuibles a la improvisación y la falta de seguimiento y control de los vinculados en calidad de presuntos responsables”[8].

Es claro, que en Colombia varios alcaldes, gobernadores, jueces, magistrados y otros funcionarios públicos, están involucrados o relacionados en delitos como la compra de votos, la red de corrupción y el lavado de activos. Recordemos, que algunos de esos casos fueron denunciados por la ex congresista Aida Merlano[9], y revelados en los audios del narcotraficante conocido como Luis Guillermo ´Ñeñe` Hernández[10].

Precisamente, de acuerdo con lo dicho por el ex procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, en el año 2019, durante los últimos diez años, “pasamos de carteles de narcotráfico a los de corrupción”[11]. Algunos ejemplos de esos carteles son: el del posconflicto, con dineros destinados al Acuerdo de Paz[12]; de la hemofilia, en el departamento de Córdoba; el de la salud y los medicamentos, a nivel nacional; y otros, como el cartel del ganado, descubierto en el año 2017; el cartel de la chatarrización, en 2017, y hasta el cartel de los cuadernos y del papel higiénico, investigados en el año 2016[13].

Además, se suma el saqueo al Programa de Alimentación Escolar (PAE) en el transcurso de los últimos 20 años. Según cifras de la Contraloría, se han investigado 405 casos de responsabilidad fiscal por el detrimento de $131.374`059.698 millones de pesos. De igual manera, estimaciones del Ministerio de Educación, indican que con estos recursos se pudieron haber entregado más de $32`802.511 platos de comida. La Guajira por ejemplo, es el departamento del país en el que más han desfalcado los dineros destinados para la alimentación de los niños, durante las últimas dos décadas[14].

La corrupción, con su gran cabeza y gruesos tentáculos, es tan mala que no descansa ni en los tiempos del Covid-19. Este año la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría, anunciaron la apertura de varias investigaciones a nivel nacional contra alcaldes, gobernadores y hasta un ministro, debido a las múltiples denuncias por el desvío de los recursos destinados para superar la pandemia ocasionada por el Coronavirus[15].

Entre los casos más relevantes por presuntas irregularidades en la adquisición de mercados, el gobernador de Arauca, José Facundo Castillo, encabeza la lista. El mandatario regional, quien es recordado por comprar cada lata de atún a $19.000 pesos, pagó precios superiores al 200%, 100% y 50%, por otros 13 productos, según los valores de referencia del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). En segundo lugar, el gobernador del César, Luis Alberto Monsalve Gnecco, miembro del cuestionado clan Gnecco, pagó $30.000 más por cada mercado que se entregó en el municipio de Chimichagua, y $24.000 por cada mercado repartido en el municipio de Tamalameque, de acuerdo a los precios de referencia. Otro caso, involucra a la alcaldesa de Tumaco (Nariño), María Emilsen Angulo, quien compró cada mercado por un 24% más, con respecto a los valores indicados por el DANE en la región[16].

Así mismo, en el departamento del Atlántico, la gobernadora, Elsa Noguera, fue una de las primeras mandatarias señaladas por incurrir en millonarios sobrecostos, en la contratación para la entrega de mercados. Por su parte, el alcalde de la ciudad de Barranquilla, Jaime Pumarejo, fue denunciado por adelantar cuantiosos contratos para fomentar el deporte masivo y posicionar a la capital del Atlántico, en plena época de crisis sanitaria por el Covid-19[17].

Aunque son varios los procesos en curso, aún no hay nombres de peso entre los sancionados por los principales órganos de control y vigilancia. La Procuraduría General de la Nación anunció la suspensión del gobernador del Chocó, Ariel Palacios, por irregularidades en un contrato de 2 mil millones de pesos con la Fundación Chocó Saludable, pero dicho ente levantó el castigo al mandatario debido a la crisis sanitaria que afronta la región pacífica por los contagios de Coronavirus. Para el Ministerio Público, es “imperioso optar por la garantía de los derechos fundamentales a la vida, y a la salud de la población (…) bajo criterios de razonabilidad y proporcionalidad resulta menester levantar la medida de suspensión provisional de Ariel Palacios Calderón en su calidad de gobernador del Chocó”[18].

Un caso similar es el de Luis Alberto Balsero, alcalde de Calarcá, quien retomó sus funciones después de que la Procuraduría no le extendiera la suspensión de tres meses, por presuntas irregularidades en un contrato para la entrega de mercados[19]. Por ahora, la mayor sanción ha sido para el gobernador de Arauca, José Facundo Castillo Cisneros, protagonista entre otras cosas del proceso disciplinario por el mediático caso de los sobrecostos en las latas de atún y otros productos. La Procuraduría suspendió al mandatario regional por el término de seis meses, debido a la firma de un contrato por $570 millones para la realización de eventos y actividades artísticas, en el municipio de Cravo Norte, durante el aislamiento por la pandemia[20].

Contrario a los avances para encontrar la vacuna contra el Coronavirus, que seguramente estará disponible en el primer semestre del año 2021, el remedio para éste mal que aqueja a Colombia, llamado corrupción, llegará cuando la balanza de la justicia equilibre sus cargas, y sin importar el color político, juzgue con todo el rigor de la ley a quienes hagan propios los recursos públicos destinados para garantizar los derechos fundamentales contemplados en la constitución política, y el desarrollo del país.

[1] (17 de enero de 2020). Colombia se percibe como el país más corrupto del mundo. El Tiempo. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/politica/gobierno/colombia-se-percibe-como-el-pais-mas-corrupto-del-mundo-452886

[2] (17 de enero de 2020). ¿Por qué aparece Colombia como el país más corrupto, según ranking de percepción?. El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/politica/por-que-aparece-colombia-como-el-pais-mas-corrupto-segun-ranking-de-percepcion-articulo-900186/

[3] (12 de agosto de 2020). “Actuaciones de Duque amenazan la independencia judicial”: Iván Cepeda. Revista Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/nacion/articulo/cepeda-dice-que-duque-amenaza-la-independencia-judicial/693776/

[4] Valencia, L. (28 de agosto de 2020). Los hijos del uribismo en los órganos de control. Las 2 Orillas. Recuperado de: https://www.las2orillas.co/los-hijos-del-uribismo-en-los-organos-de-control/

[5] Duzán, M. J. (22 de agosto de 2020). El reinado de los Char. Revista Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/opinion/articulo/el-reinado-de-los-char/696260/

6 (15 de noviembre de 2019). Hidroituango: un río de corrupción. Portal Corrupción al día. Recuperado de: https://corrupcionaldia.com/hidroituango-un-rio-de-corrupcion/

[7] Suárez, María C. (14 de noviembre de 2019). Esta es la lista de los 34 presuntos responsables fiscales por caso Hidroituango. W Radio Colombia. Recuperado de: https://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/esta-es-la-lista-de-los-34-presuntos-responsables-fiscales-por-caso-hidroituango/20191114/nota/3978944.aspx

[8] (14 de noviembre de 2019). ¿Quiénes son los 34 investigados por Contraloría en caso Hidroituango?. El Tiempo. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/contraloria-investiga-a-sergio-fajardo-luis-alfredo-ramos-y-anibal-gaviria-por-hidroituango-433398

[9] Duzán, M. J. (9 de febrero de 2020). Aida y los intocables. Revista Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/opinion/articulo/aida-merlano-y-los-intocables-por-maria-jimena-duzan/651285/

[10] (12 de marzo de 2020). “Ñeñepolítica”, un escándalo que crece. El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/judicial/nenepolitica-un-escandalo-que-crece-articulo-908954/

[11] (29 de enero de 2019). “Pasamos de carteles de narcotráfico a los de corrupción”: Fernando Carrillo. Diario La República. Recuperado de: https://www.larepublica.co/economia/pasamos-de-carteles-de-narcotrafico-a-los-de-corrupcion-fernando-carrillo-2821453

[12] Cuesta, A. M. (22 de enero de 2020). Investigan presunta cartelización de contratos del posconflicto. La FM. Recuperado de: https://www.lafm.com.co/judicial/investigan-presunta-cartelizacion-de-contratos-del-posconflicto

[13] (15 de febrero de 2017). Los 10 cárteles en Colombia que nos han desangrado el bolsillo. Publimetro. Recuperado de: https://www.publimetro.co/co/colombia/2017/02/15/carteles-colombia.html

[14] Parada Lugo, V. (13 de marzo de 2020). ¿Qué pasa con el PAE en Colombia?. El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/nacional/que-pasa-con-el-pae-en-colombia-articulo-909279/

[15] Monsalve Gaviria, R. (7 de mayo de 2020). Un ministro y 11 gobernadores, investigados por supuesta corrupción con recursos para prevención del Covid-19. El Colombiano. Recuperado de: https://www.elcolombiano.com/colombia/fiscalia-investiga-a-un-ministro-y-once-gobernadores-por-corrupcion-con-recursos-de-covid-19-PO12948304

[16] (29 de abril de 2020). Con plata de más en 48 contratos de mercados, se habrían alimentado 68 mil familias. La Silla Vacía. Recuperado de: https://lasillavacia.com/plata-mas-48-contratos-mercados-se-habrian-alimentado-68-mil-familias-76388

[17] Duzán, M. J. (2 de mayo de 2020). La corrupción no le teme ni al coronavirus. Revista Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/opinion/articulo/la-corrupcion-no-le-teme-ni-al-coronavirus/667504/

[18] (13 de julio de 2020). Procuraduría levantó suspensión a gobernador de Chocó Ariel Palacios. El Tiempo. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/justicia/servicios/procuraduria-levanto-suspension-a-gobernador-de-choco-ariel-palacios-517686

[19] (23 de julio de 2020). Alcalde de Calarcá, Quindío, Luis Alberto Balsero vuelve a la alcaldía. Caracol Radio. Recuperado de: https://caracol.com.co/emisora/2020/07/23/armenia/1595505334_945002.html

[20] (21 de julio de 2020). Gobernador de Arauca fue suspendido por contrato para eventos en la pandemia. RCN Radio. Recuperado de: https://www.rcnradio.com/judicial/gobernador-de-arauca-fue-suspendido-por-contrato-para-eventos-en-la-pandemia