Reflexionemos: 1ª Semana en Cuaresma 2020

cuaresma

Comienza la cuaresma y evangelio esta semana nos pone en el contexto de las dificultades de la vida, el desierto nos recuerda la fragilidad y las terribles amenazas que nos confrontan permanentemente.

Jesús en medio del desierto es tentado.  Con cada tentación se pone en juego el cumplimiento de su propósito y razón de ser.  De alguna manera vivir en Colombia es vivir en un desierto, en el que la vida de muchas personas está permanentemente amenazada. Diariamente escuchamos y vemos las acciones de la muerte que provocan terror, buscando que la sociedad se paralice.  Hoy, como Jesús, cristianas y cristianos también tenemos que enfrentar las tentaciones que buscan  alejarnos del propósito concreto para el cual fuimos llamados. Hoy somos radicalmente confrontados con la necesidad de defender la vida en medio de la adversidad del desierto, en medio de las mentiras y de las falsas pretensiones de quienes prefieren la violencia. Así como Jesús hizo, nosotros somos invitados enfrentar la tentación de poner nuestro bienestar y las condiciones personales antes que la defensa de la vida abundante para todas y todos; a no quedarnos acomodados como comunidades de fe, abandonando nuestro llamado a ser sal y luz,  y, no por último,  a no quedarnos callados ante aquellos discursos pretenden hablar en nombre de Dios pero que son contrarios a su voluntad.

Oremos:  Dios, danos en medio del desierto en  que vivimos,  coraje y valor para salir de la comodidad de nuestra experiencia de fe a defender la vida para todas y de todos. Con tu palabra, danos firmeza en nuestro corazón y nuestra boca para denunciar a quienes en tu nombre promueven la muerte y danos amor para anunciar la vida abundante que nos traes por Jesucristo, en la fuerza del Espíritu Santo. Amén