28 Nov 2018 Dipaz Cauca -  Sandra Talaga ETCR Dagoberto Ortíz

Uno de los proyectos de emprendimiento más innovadores encontrados en el Espacio Territorial Dagoberto Ortiz ubicado en el municipio de Miranda al norte del Cauca,  fue el de las “Muñecas Combatientes de la vida”, una iniciativa que arrancó con una inversión de $300.000 pesos y que hoy cuenta con seis mujeres que diseñan, cosen y comercializan su producto en ferias y mercados para ponerlo en venta o enviarlo a diferentes partes de Colombia.

Francy Restrepo, lideresa comunitaria y promotora de la idea de crear las muñecas, explica que las hay de diferentes tipos y que cada una tiene un nombre e inspiración diferente, “está la muñeca afro del Pacífico, la muñeca Nasa, la muñeca reincorporada (tejida con retazos de los antiguos uniformes de las Farc) o la muñeca campesina”.

No ha sido una tarea fácil, pues empezaron con una única máquina de coser, luego se sumaron otras dos máquinas caseras, después otras cuatro, Tal es el éxito del proyecto que Sandra Luceidy Talaga señala que muchas veces los pedidos que tienen no alcanzan a ser entregados, ya sea porque se va la energía o porque las máquinas a veces no funcionan de forma correcta lo que las ha llevado en ocasiones a bordar o coser a mano para continuar la producción.

“Para nosotras era muy difícil, hacíamos cosas muy mínimas, nunca habíamos tenido la oportunidad de coger una máquina, fue un poco largo el proceso” recuerda, Sandra quien es integrante del grupo de costura. Según ella dejaron el temor de lado y poco a poco fueron aprendiendo de Francy Restrepo ia quien las guió a lo largo de la elaboración.

Simbolismo

Cada muñeca lleva consigo una semilla como accesorio, Francy quien también es campesina y ha trabajado con plantas medicinales (un saber que aprendió de sus antepasados),  explica que tanto la muñeca como la semilla “son un símbolo de la defensa del territorio en respuesta a las trasnacionales que han llegado a robarse el conocimiento de la medicina tradicional con sus semillas transgénicas”.

Por su parte, Sandra cree que las muñecas “representan la paz, la reconciliación y el cambio que se dio con el proceso” y el deseo de llevar un mensaje de esperanza con la creación de Policarpa, la cacica Gaitana, María Cano y Manuela Beltrán, nombres con los que han bautizado a las muñecas al ser “semillas de esas mujeres”

El rol de la mujer en los ETCR

Para Francy, la realización de la muñeca, a la cual le incluyen una canasta con productos naturales, es una forma de de demostrar que siguen en pie y de exaltar “lo guerrera que es la mujer campesina que puede usar tacones y alpargatas a la vez”, razón por la cual bautizaron al proyecto “muñecas combatientes de la vida”.

Por su parte Sandra señala que su rol de mujer empoderada es el de seguir fortaleciendo su comunidad  y “demostrarle al mundo que pueden ir cambiando poco a poco pero que sí pueden hacer sus sueños realidad”.

A pesar que muchas personas han abandonado en la actualidad los espacios territoriales establecidos como consecuencia del acuerdo de paz firmado entre Gobierno y Farc, debido a las amenazas de grupos al margen de la ley, Tarazá afirma que hace parte de “las personas que siguen luchando  pues “a pesar de las adversidades y las dificultades que se nos han presentado nosotras queremos seguir luchando y salir adelante en nuestro proceso de paz”.

SEDE PRINCIPAL
Calle 32 # 14 - 32
Sur América - Colombia
Bogotá
-
TELÉFONOS
PBX nacional : (031) 2326080
Celular sede nacional Bogotá : 3178933358
Celular Casa Humanitaria Apartadó: 3173689274
Celular Casa Humanitaria Santander de Quilichao: 3175314784

E-mail
E-mail: comunicaciones@dipazcolombia.org
Web: www.dipazcolombia.org

Copyright © 2017 DiPaz. Todos los derechos reservados. Designed by www.agenciasim.com