"Ellos convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoces. Ningún pueblo volverá a tomar las armas contra otro ni a recibir instrucción para la guerra." (Biblia: Isaías 2:4)

 

Bogotá, Agosto 29 de 2019.- Como personas cristianas, pertenecientes a distintas iglesias y organizaciones eclesiales, testigas hoy en diferentes territorios tanto de la paz como de nuevas dinámicas de guerra, hacemos un llamado para valorar el momento histórico que vivimos, la oportunidad que tenemos de pasar de la encrucijada de las muertes al cuidado de las vidas.

Leer en Inglés

Solo así, lograremos vencer los efectos negativos de los ciclos de incumplimientos de lo pactado, durante nuestra vida republicana, que han generando nuevas y peores formas de violencias.

Nuestra presencia en diferentes lugares del país nos permite constatar que ciudadanas y ciudadanos están comprometidos con la paz.

En medio de los graves efectos del incumplimiento del Acuerdo Final, como los golpes al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición por parte del ejecutivo y el legislativo, la ruptura de las conversaciones con el ELN, la persistencia del accionar paramilitar y grupos criminales en los territorios, y ahora el lamentable regreso a las armas para conformar una nueva guerrilla, re-afirmamos nuestros esfuerzos para construir la paz desde la noviolencia como un sentimiento y una apuesta compartida por muchos colombianos y la comunidad internacional.

Hacemos un llamado a la sociedad para que insistamos al gobierno nacional a que continúe con la salida dialogada al conflicto armado que persiste. Solicitamos que se cumpla lo pactado con las FARC, se reinicie la mesa de conversaciones con el ELN y se busquen medios pacíficos para acabar con las estructuras paramilitares y los grupos herederos del paramilitarismo.

La vida es acción creadora de Dios y la paz es fruto de la justicia. La vida y la paz son regalos de Dios para la humanidad. Por tanto, nada justifica el uso de las armas, nada justifica que se atente contra la vida y la paz. Valoramos y apoyamos los mas de 10mil ex guerrilleros que dejaron las armas y caminan en la vida civil, exigimos el respeto por el liderazgo social, ambiental e invitamos a persistir en la construcción de una paz plena.

 

Desde el ecumenismo construimos una paz con justicia para Colombia

 
SEDE PRINCIPAL
Calle 32 # 14 - 32
Sur América - Colombia
Bogotá
-
TELÉFONOS
PBX nacional : (031) 2326080
Celular sede nacional Bogotá : 3178933358
Celular Casa Humanitaria Apartadó: 3173689274
Celular Casa Humanitaria Santander de Quilichao: 3175314784

E-mail
E-mail: comunicaciones@dipazcolombia.org
Web: www.dipazcolombia.org

Copyright © 2017 DiPaz. Todos los derechos reservados. Designed by www.agenciasim.com