A los pueblos de la América sufrida la “evangelización” no les trajo el evangelio: Día de la Resistencia Indígena

Dia de la resistencia indígena A los pueblos de la América sufrida la "evangelización" no les trajo el evangelio: Día de la Resistencia Indígena

El Señor te ha dado a conocer lo que es bueno, y lo que él espera de ti, y que no es otra cosa que hacer justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios.
Miqueas 6:8 RVC

La fe cristiana está en deuda con la humanidad. El mensaje claro que debíamos haber comprendido de Jesús fue tergiversado por los esquemas de poder que impidieron que el reino fuera manifestado en lo que vino a ser la iglesia.

En la invasión y conquista de las Américas es indiscutible la responsabilidad que esa cristiandad, sustentadora del modelo patriarcal de dominación que justificó la exclusión opresión y asesinato de vidas y culturas, tanto de este lado del Atlántico como de África ancestral, cuna y origen de toda la humanidad.

Por eso un día como hoy, cuando la memoria de ese infortunado encuentro desigual suscita celebraciones negacionistas de la realidad histórica de una parte, glorificando el genocidio, los pueblos herederos de la violencia sufrida, los pueblos siguen reclamando la vida digna que les ha sido arrebatada.

Cristianas y cristianos, junto con todas las personas de fe de hoy no podemos cambiar lo sucedido hace 528 años, pero tampoco evadir nuestra responsabilidad hoy. ¿De que lado estamos? ¿Podremos convertirnos de nuestros errores y hacernos del lado correcto de la historia, del lado que escogió Jesús?

A los pueblos de la América sufrida la “evangelización” no les trajo el evangelio.

A los pueblos de la América sufrida la “evangelización” no les trajo el evangelio. Y Dios que suele obrar desde el reverso de la historia nos está evangelizando en las voces sencillas que siguen reclamando justicia, derribando los mitos y la imagines de los genocidas, como dignamente ha hecho el pueblo Misak, animándonos a nosotros también derribar nuestros ídolos culturales nos impiden ser fieles al evangelio. Esa buena noticia, que los primeros cristianos comprendieron y que nos cuesta tanto asumir, que la verdadera fe consiste en poner en práctica la justicia: la Palabra hecha pueblo que nos invita a caminar, aceptemos el llamado de los pueblos originarios y caminemos la palabra con la Minga 2020.

Pastor John Hernández, Coordinador Nacional de Reconciliación de DIPAZ